La doble moral de Guardiola y Xavi Hernández: por qué atacan así a España y no a Qatar