Un guardaespaldas del presidente de Vasco de Gama amenaza a los aficionados con una pistola