Los gritos del portero del Granada que presagiaban el gol del Barça: "¡No os quedéis! ¡Arriba!"