El grito de guerra del deportivismo con Fernando Vázquez, el técnico milagro: "¡Corre la banda!"