Griezmann aprovecha su partido de sanción para viajar a Brooklyn a ver a los Nets en los playoffs de la NBA