La RFEF abrirá un expediente disciplinario a Griezmann y el Barcelona para comprobar si hubo infracción en la negociación