Griezmann no pierde la sonrisa tras el Balón de Oro y se anima con una sevillana en el entrenamiento