La jugada que indigna en Segunda: Brutal puñetazo del portero a un jugador rival