La escalofriante herida tras un bolazo en un campo de golf