Milinkovic marca de cabeza tras una caraja monumental de la defensa de Portugal (1-2)