Cristiano Ronaldo, en fuera de juego, pone la tranquilidad para Portugal (1-3)