¡Y llega el tercero de penalti! Mucha sangre fría de Carlos Martínez para aumentar la ventaja (3-1)