Los gestos de Dembelé que hicieron creer que tenía problemas musculares