El protocolo de la Liga: los futbolistas pasarán controles a diario durante tres semanas