Un futbolista del Amiens detiene su partido en Francia tras los lamentables insultos racistas de un aficionado