Luis García se encomienda a la Pilarica