La violencia sigue marcando al fútbol: los ultras invaden el campo en el torneo Clausura