Los veteranos del Barça disputarán un partido benéfico para ayudar a los refugiados de Grecia