"En el vestuario he escuchado que el Barça es imposible de ganar"