El secreto del vestuario del Barça según Luis Suárez es la humildad