Así fue la verdadera celebración del Barcelona en Granada