Valverde, en la cuerda floja después de la eliminación del Barcelona en Anfield