El valencianismo quiere a Voro como entrenador: dos partidos, dos victorias