El Valencia de Nuno respira tras ganar por la mínima al Granada