El Valencia se llevó el trofeo Naranja ante el Milan delante de una afición entregada