El Valencia mira de reojo a las semifinales