Mestalla, un campo 'fácil' para el Madrid