Un mes de vacaciones y otro de recuperación son los planes del Madrid para CR7