El último giro al culebrón de Neymar: posible reunión a tres bandas para acelerar su llegada al Barça