La última charla de Robert Moreno en el vestuario: los jugadores intentaron consolarle