El triángulo que decide la Liga