Tocado y hundido, Neymar se queda sin Copa América