Un equipo cadete de fútbol, testigo directo del atentado de Bruselas: así es su historia