Para el técnico del Granada la mayor prima sería ganar al mejor equipo del mundo