El gesto supersticioso de Simeone al pisar el Allianz Arena de Múnich