Javier Clemente durante su primer entrenamiento como técnico del Sporting