Clemente está atento al Twitter