Así sonaron las 55.000 gargantas que llenaron el Vicente Calderón