Un hombre tiene la solución a los problemas del Madrid: Sergio Ramos está de vuelta