Una sobrecarga en el muslo izquierdo deja a Gameiro sin entrenarse con el profe Ortega