Así vivieron los béticos y los sevillistas la tanda de penaltis