Emery se sienta en la ‘silla caliente’ del Sevilla