El Sevilla vuelve a sus orígenes