El Sevilla se da una cura de humildad tras su duelo con el Atleti