El Sevilla, el gran animador en el inicio de la Liga, quiere seguir volando alto