El Sevilla podría jugar la Supercopa de Europa con una defensa improvisada