El Valladolid aprovecha la relajación sevillista