Sevilla - Atlético de Madrid: partido de alto voltaje en el Sánchez Pizjuán