Negredo receta goles contra la decepción copera