Kanouté, el más grande del Sevilla